Ribera de Axpe, 11 Edif. A, 109 y 012 48950 - Erandio (Vizcaya)
+34 94 410 66 38
redytel@redytel.es

El proyecto de Osakidetza para la Monitorización Continua de los pacientes en tiempos de crisis sanitaria recibe el premio Socinfo Digital “País Vasco TIC” en la categoría “Interoperabilidad Eficiente”

El proyecto de Osakidetza para la Monitorización Continua de los pacientes en tiempos de crisis sanitaria recibe el premio Socinfo Digital “País Vasco TIC” en la categoría “Interoperabilidad Eficiente”

Estos premios han sido organizados por la revista Sociedad de la Información Digital y los premiados son entidades públicas con proyectos significativos en la etapa de pandemia. Además de Osakidetza han sido premiados proyectos en otras categorías digitales el Ayuntamiento de Barakaldo, Ayuntamiento de Bilbao, Fundación Biscaytik, Alokabide, Centro Vasco de IA y al Director de Informática y Telecomunicaciones del GV, D. Jaime Dominguez-Macaya Launaga (a su trayectoria profesional)

Antecedentes del proyecto de monitorización continua de Osakidetza

Durante la primera etapa de la pandemia (Marzo de 2020) la situación de ingresos por COVID 19 en los Hospitales de Osakidetza empieza a sufrir una tendencia creciente que somete al sistema asistencial a una tensión desconocida e imprevista.

Los pacientes que se van incorporando al sistema hospitalario son pacientes Covid 19 urgentes y hospitalizado que, en muchos casos, empeoran con rapidez. En esta situación se considera fundamental disponer de información de las constantes vitales (saturación de oxígeno, frecuencia cardiaca, presión, etc.) para medir el grado de alerta en la atención a prestar, así como su fluctuación para la toma de decisiones asistenciales.

El equipamiento desplegado e integrado en ese momento para la realización de esta función son monitores de constantes portátiles con los que las enfermerías adquieren los datos de los pacientes de manera periódica y con intervención presencial.

En la nueva situación de crisis sanitaria, sin embargo, se dan los siguientes condicionantes sobre esta actividad:

  • Se determina un aislamiento de los pacientes.
  • Se trata de reducir las intervenciones auxiliares entre el personal de enfermería y los pacientes dadas las altas probabilidades de contagio.
  • La situación requiere de una monitorización continua de los pacientes, mejor que periódica, para tratar de optimizar el proceso asistencial.
  • Los profesionales sanitarios necesitan que la información adquirida de los pacientes esté disponible las 24 horas, de forma continua y en tiempo real, sin importar la ubicación ni del paciente ni del profesional.
  • Esta información puede ser, a su vez, necesaria para su análisis posterior de cara a un mayor entendimiento de la enfermedad.

Dados estos condicionantes, desde Osakidetza se toma la decisión de desplegar, a la mayor brevedad posible, un conjunto de equipos para la monitorización continua de los pacientes que deben quedar integrados con los sistemas informáticos corporativos para garantizar su función.

Los elementos y actores a considerar en este proyecto son:

  • Los pacientes y sus familiares.
  • Los profesionales de enfermería.
  • Los profesionales médicos.
  • La Historia clínica electrónica (HCe) y los repositorios de datos clínicos de Osakidetza.
  • La plataforma iTUC de gestión de los procesos de integración en Osakidetza.
  • Los equipos y softwares de los fabricantes de la monitorización continua.
  • Los departamentos de informática, para disponer de infraestructura de comunicaciones y los servicios de interoperabilidad en todos los hospitales.
  • Los sistemas de gestión de profesionales y seguridad de acceso de Osakidetza.
  • El proveedor, Redytel, para los servicios de integración.

El proyecto

Se trata de implantar la monitorización telemática continua mediante equipos conectados al paciente que le acompañan por todo el hospital: urgencias, hospitalización, cuidados intensivos, etc. El proyecto resuelve las siguientes funcionalidades y necesidades de automatización del proceso asistencial en la toma de constantes en continuo:

  • Ingesta continua de los ingresos y censos de pacientes de los hospitales en la plataforma de integración.
  • Identificación del equipo de monitorización utilizado.
  • Identificación del profesional sanitario que activa el proceso de monitorización.
  • Identificación contrastada y segura del paciente en el equipo de monitorización.
  • Captura y enriquecimiento de los registros de constantes generados.
  • Visualización de los registros de constantes y ejecución de reglas de alerta.
  • Establecimiento de reglas para la tramitación y envío a los sistemas asistenciales de toda o parte de la información obtenida de los registros de constantes, de acuerdo a criterios de cada área asistencial: urgencias, servicio médico, unidad de enfermería, etc.
  • Archivo de la información para su envío y/o uso posterior para trabajos de análisis.

Los retos del proyecto:

El reto principal ha sido luchar contra el  tiempo:

  • Adquirir e integrar, a la mayor brevedad, equipamiento para monitorización continua.
  • Integrar cualquier fabricante de equipos de monitorización que disponga de capacidad de integración de datos vía Ethernet (WiFi o LAN).
  • Plantear, y ejecutar con inmediatez, un proyecto de interoperabilidad con este equipamiento de monitorización continua que cumpla con la seguridad en el proceso de cuidado.

Las claves del proyecto

Las claves por las que ha sido posible este proyecto son 3:

  • La capacidad de compra de Osakidetza para equipamiento médico que cumpla con las necesidades funcionales y de integración.
  • El grupo de trabajo de interoperabilidad e integración de la electromedicina de Osakidetza.
  • Las posibilidades de gestión de integraciones de la plataforma iTUC de Redytel, que es la solución corporativa de Osakidetza.

Repercusión para el ciudadano:

Mejora de la calidad asistencial a los pacientes en los momentos tempranos de la pandemia y a posteriori:

  • Seguimiento continuo e inmediato de la evolución del paciente.
  • Detección temprana de posibles complicaciones en su evolución.
  • Atención homogénea en todo el recorrido del paciente por el Hospital.

Repercusión para la Administración Sanitaria

Los cuatro tipos de logros más relevantes obtenidos son:

  • Ayuda a los profesionales clínicos de Osakidetza en la toma de decisiones asistida con datos en tiempo real, continuos, precisos y eficientes. Más aún durante los momentos más críticos de la pandemia.
  • Sostenibilidad y contención del gasto. Automatización de una tarea que, de otro forma,  hubiese consumido una gran cantidad de unos recursos humanos escasos (enfermerías).
  • Reducción de los contactos directos entre el personal de enfermería y los pacientes a los estrictamente necesarios con el objeto de minimizar el riesgo de contagios y garantizar la atención.
  • Disponer de información de análisis que permita al sistema sanitario encontrar medios para el mejor tratamiento del COVID y otras enfermedades.

Equipo de desarrollo y proveedores

El proyecto ha sido desarrollado por el grupo en red de Osakidetza IoMT compuesto por informáticos de diversas Organizaciones Sanitarias Integradas (OSIs) en colaboración con el proveedor Redytel, en la gestión de la plataforma de integración y asistencia al despliegue de los equipamientos de electromedicina y las soluciones médicas.

Partidas presupuestales del proyecto

Las partidas presupuestales del proyecto son los siguientes:

  • El suministro de más de 1000 monitores de constantes y sus elementos de gestión, comunicación e integración.
  • La participación del grupo IoMT de Osakidetza.
  • La participación del proveedor Redytel y el coste de uso de la plataforma de integración iTUC.
  • Otros servicios de interoperabilidad de Osakidetza.

Plazos y cumplimiento de hitos

Tras el comienzo de la parte más crítica de la pandemia en Febrero-Marzo de 2020, se detectó y comenzó a tramitar la puesta en marcha del proyecto. Las fases importantes fueron las siguientes:

  • El acopio urgente de los elementos.
  • La definición e implementación de los circuitos necesarios de integración.
  • El despliegue progresivo de la monitorización en diversos hospitales.

Los hitos más importantes fueron los siguientes:

  • Abril – Mayo de 2020: Puesta en servicio de los primeros 50 monitores de constantes.
  • Diciembre de 2020: 200 equipos en funcionamiento.
  • Durante el 2021 extensión a 1.000 monitores (adicionales a los propios de UCI).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.